/ SELE

¡AL MUNDIAL SUB-20!, PERO... QUÉ DICEN LAS CIFRAS: PREMUNDIAL SUB-20

Amigos(as) luego de la presentación de nuestra Selección Sub-20 en el Premundial 2017, hemos realizado un trabajo especial que deseamos compartir con ustedes, a fin de brindarles una panorámica pormenorizada de los principales acontecimientos. A continuación tratamos de resumir en cifras la participación de la Tricolor en el certamen.

De los 20 jugadores a disposición del entrenador Marcelo Herrera, el portero Mario Sequeira y el defensor Esteban Espinoza fueron los más regulares al jugar todo el torneo de principio a fin, siendo titulares y sin salir del campo en ninguno de los cinco partidos disputados. El capitán Luis Hernández solo salió de cambio en el encuentro ante Panamá y Randall Leal fue titular en todos los partidos y abandonó el campo en tres de ellos.

¡EL ATAQUE DE NUESTRA TRICOLOR!

La selección de Costa Rica realizó en total 62 remates en todo el torneo, aproximadamente 12 por juego. De ellos, 26 fueron directos a marco, lo que representa un 41,9% y se concretaron cuatro goles, es decir, un gol cada 15 remates realizados. Vale aclarar que ante la Selección de Bermuda se benefició de un autogol rival, por lo que terminó con cinco anotaciones a favor.

Randall Leal con 16 tiros y Jimmy Marín con 15 fueron los jugadores que más remataron del cuadro nacional, seguidos por Andy Reyes que ejecutó 10 disparos. La contribución de Leal es notable pues fue el goleador del equipo con tres anotaciones y además dio una asistencia. Estos tres jugadores fueron los más participativos en zona ofensiva; es de esperarse puesto que son delanteros, pero se echó en falta la llegada de jugadores de segunda línea que asumieran mayor protagonismo para culminar las jugadas. Roberto Córdoba, Juan Pablo Arguedas, Luis Hernández y Esteban Espinoza no sumaron más de tres remates cada uno en todo el certamen.

De los 62 disparos del conjunto costarricense, 36 fueron dentro del área (58,1%). Asimismo, 38 fueron hechos con pierna derecha, 16 con pierna izquierda y ocho de cabeza. En el apartado de balón parado, siete remates derivaron de tiro libre directo, uno acabó en gol, otro en las manos del portero y uno más en la barrera; el resto fueron desviados del marco. Además, otros cuatro disparos ocurrieron por tiro libre indirecto, de los cuales uno terminó en anotación.

Ejecutó 25 tiros de esquina, de los cuales solo tres generaron un remate inmediatamente después de su cobro. Recibió 87 infracciones (17 por juego en promedio) y le señalaron 12 fueras de juego.

¿Y EN LA DEFENSIVA?

Los dirigidos por el ‘Popeye’ Herrera recibieron 40 remates en total, 12 fueron directos a marco y cinco acabaron en gol; a Costa Rica le hicieron un gol cada ocho remates. De los cinco goles, tres surgieron a balón parado, dos tiros de esquina y un tiro libre.

La Selección provocó 18 fueras de juego y cometió 67 faltas (aproximadamente 13 por juego). Le mostraron 5 tarjetas amarillas y una roja, que llegaron en los dos primeros juegos contra El Salvador y Bermuda.

EN RESUMEN

Estimados(as) seguidores(as), este artículo sintetiza datos interesantes de la participación de la Sele en el certamen acontecido en nuestro país y el cual es un abre bocas del Mundial Corea del Sur 2017.

Nuestra Tricolor logró la calificación, pero ¿cuál es su opinión del rendimiento con base en nuestras cifras?.

Nuestra humilde valoración es que el rendimiento mostrado señala la importancia de retomar el involucramiento de las ligas menores de nuestro fútbol nacional y de los diferentes equipos, con trabajos en sus fuerzas básicas y la generación de jóvenes figuras. Este esfuerzo permitirá en primera instancia que los juveniles tengan la oportunidad de participar de manera activa, y en una segunda vía, que dichos jugadores cuenten con las condiciones y habilidades para una buena presentación, postulándolos como posibles candidatos para nuestras Selecciones.

X