/ SELE

FUERA DE CASA: EL ACCIONAR DE LA SELE

UNO DE 6 PUNTOS POSIBLES COMO VISITA, ¿bueno o malo?

La Selección Nacional de Costa Rica jugó sus dos más recientes partidos de eliminatoria como visitante, primero contra México donde salió derrotado 2 a 0 y luego contra Honduras donde logró un empate a un gol. Dado estos resultados, concretó un punto de los 6 en disputa, lo cual puede deducirse como positivo pues rescatar puntos afuera es difícil, pero también puede verse negativo porque se pudo haber alcanzado un mejor puntaje de la mano con un mejor accionar.

En cuanto a lo primero, no cabe duda que ganar puntos de visitante siempre será importante, sin embargo no valdrá la pena si no se consiguen las victorias como local. Al igual que Costa Rica trata de rescatar puntos afuera, así lo intentan hacer los demás equipos, de ahí que sea trascendental que la Sele logre resultados positivos en casa. Sobre el accionar del equipo, había mucho optimismo para estos dos juegos por el rendimiento que había mostrado la Sele es sus dos primeros partidos de la Hexagonal. Aun cuando se sabe que eran dos visitas muy complicadas, parecía el momento para otro “Aztecazo”, el cual no llegó y significó otra derrota más contra los mexicanos. El rendimiento del equipo no fue del todo malo pues la Sele produjo jugadas importantes, pero no queda duda de que la derrota deja un sinsabor, pues tanto los aficionados como la prensa esperaban más en ese partido. Contra Honduras, el sentimiento era más reservado, sin embargo se logró un empate que pudo haber sido una victoria dadas las ocasiones que tuvieron de gol.

Ahora bien, ¿Qué dicen los datos de estos dos partidos?. ¿Cómo se comportó la Sele en estos dos encuentros que terminaron produciendo estos resultados?. A continuación Sinfut brinda un detalle de los mismos, gracias a la colaboración de InStat Football.

Según las formaciones, Costa Rica jugó ambos partidos utilizando un esquema de 5-4-1 con ligeras modificaciones a un 3-4-3 en ataque. Aun cuando en los dos partidos la Sele terminó el primer tiempo perdiendo, solo contra Honduras se dio un cambio importante en el esquema táctico para el inicio del segundo tiempo, con la salida de Michael Umaña por David Guzmán. El cambio reflejó un mayor fortalecimiento del medio campo y con ello de más auge en el ataque en busca del empate. Al final del partido, la Sele terminó con un 4-5-1 con el fin de conservar el punto que tenían.

Contra México, la posesión de balón total de la Sele fue del 45% mientras que contra Honduras fue de un 39%. En ambos partidos, la posesión mejoró en el segundo tiempo (48% y 46% respectivamente). Es relevante mencionar, que la duración promedio de esas posesiones apenas alcanzaron los 14 y 10 segundos, respectivamente y siendo más alta la de los rivales por 4 segundos más. Adicionalmente, como parte de esa posesión y la creación de jugadas, solo un 13% significó entradas al área rival de México y un 10% al área de Honduras. Contra México, los ataques se centraron en mayor cantidad por las bandas, sin embargo, fueron más efectivas las entradas por el centro del campo. Por su parte contra Honduras, las jugadas por el centro dominaron tanto en cantidad como efectividad complementado con llegadas por el carril derecho, no así por el izquierdo, donde no hubo ningún ataque efectivo.

En cuanto a la generación de pases, Costa Rica tuvo un 83% de efectividad contra México y 74% contra Honduras. En suelo azteca, Celso Borges fue el jugador que hizo más pases buenos con 50 pero Johnny Acosta y Randall Azofeifa fueron los más efectivos (94% y 92% respectivamente). La combinación Celso Borges y Cristian Gamboa fue la más frecuente con 24 pases entre ellos. En territorio catracho, Celso nuevamente es el jugador de mayor cantidad de pases con 42, pero Cristian Bolaños y Bryan Ruiz fueron los más efectivos (90% y 84% respectivamente). La combinación más frecuente en este juego fue entre Bryan Ruiz y Bryan Oviedo con 14 pases entre ellos.

Aun cuando hay una alta efectividad en los pases cortos y a media distancia, los pases largos tienen una efectividad que ronda el 60%. Algo similar ocurre con el “último pase” (pase al compañero en posición de gol) en donde la Sele baja su efectividad, sobre todo en el partido contra México donde falló 5 de 9 pases de este tipo.

La Sele contra México hizo 2 disparos a marco de 10 intentos y contra Honduras 1 de 7 (el único tiro a marco fue el gol). Esto quiere decir que de 17 intentos solo 3 fueron directos (incluye además 11 tiros indirectos y 3 tiros interceptados) para un 18% de efectividad a marco. Algo interesante, aun cuando en los segundos tiempos mejoró la posesión del balón, no mejoró la cantidad de los tiros efectuados, pues en los dos partidos fueron más los realizados en el primer tiempo (10 contra 7 en total).

Las jugadas de tiro de esquina fueron 10 a favor (7 contra México y 3 contra Honduras) de las cuales solo una fue aprovechada en gol, anotado por Kendall Waston ante Honduras.

En cuanto a disputas, Costa Rica tuvo un 51% de disputas ganadas contra México y un 44% contra Honduras siendo mayor en jugadas defensivas que en jugadas de ataque. Contra los mexicanos, Francisco Calvo fue el que mayor disputas ganadas tuvo (11) pero Giancarlo González fue el más efectivo (6 de 6). Contra los Hondureños, Celso Borges fue el de mayor cantidad de disputas ganadas (17) pero el más efectivo fue Kendall Waston con 71%.

En cuanto a faltas cometidas, la Sele efectuó menos que sus rivales (11 faltas contra México y 16 contra Honduras). Estas faltas produjeron 3 tarjetas amarillas para 3 defensores: Johnny Acosta, Cristian Gamboa y Bryan Oviedo.

Costa Rica perdió 12 balones en campo propio en ambos partidos y recuperó 4 balones en el área de México y 7 en Honduras (3 menos que sus rivales).


Fuente: Elaborado por Sinfut, con datos de InStat Football.

¿QUÉ PERMITIÓ LA SELE DE SUS RIVALES?

Costa Rica estuvo muy equilibrado en ataque con el cuadro mexicano, ambos realizaron 91 incursiones a campo rival donde los locales superaron a la Sele con 2 de ellas concretadas (de 11 jugadas finalizadas). Un total de 36 incursiones fueron por la banda de Cristian Gamboa siendo esta la más atacada.

En cuanto a toques de balón, México siempre fue superior, y en 6 ocasiones logró retener el balón por más de 45 segundos cuando la escuadra nacional solo lo logró una vez, siendo Celso Borges el hombre que más pases efectivos dio en el juego con un total de 50 pero que solo 29 fueron para crear una jugada en ataque. Francisco Calvo, logró superar a Borges con 30 pases en ataque de 45 que dio, es decir el 78% de los pases fueron para salir a campo rival.

Héctor Herrera fue el hombre que más veces recibió el balón en el cuadro mexicano con 56 pases completos recibidos, de los cuales logró devolver 33 con generación de ataque, aunque ninguno en el área. Johan Venegas fue el jugador nacional que más veces lo enfrentó aunque solamente en una de tres jugadas logró sacarle el balón, por su parte Marco Ureña, en los 2 enfrentamientos frente al mexicano, salió victorioso y recuperó el balón.

Frente a Honduras, el panorama cambió un poco, ya que los ataques de Costa Rica disminuyeron. La escuadra nacional se vio bombardeada con 118 incursiones, pero solo 7 llegaron a terminar en remate. La primera parte fue la más difícil para la Sele, donde recibió 62 generación de jugadas pasando al campo del rival contra 39 que generó Costa Rica. En cuanto a pases, Honduras arrasó con Costa Rica en el primer tiempo pues los hondureños concretaron 236 pases mientras que Costa Rica únicamente logró 98. En la segunda parte la diferencia se recortó a solo 18, aun así, favoreciendo a los locales (155 contra 137 respectivamente). La aparición de Waston fue de gran ayuda en las alturas, logró ganar 9 de 16 balones que disputó arriba, uno de ellos que entró al marco rival y fue el jugador de campo que mejor rendimiento tuvo en las disputas, pues ganó 15 de los 21 balones que llegó a disputar. Podemos entonces concluir, que Kendall Waston fue el hombre del partido, su titularidad para el próximo juego debería ser indiscutible.

VALORACIONES FINALES

Estimados(as) seguidores(as), es importante contar con este tipo de análisis de datos puntuales para identificar los aspectos positivos y negativos del desenvolvimiento de la Selección Nacional de Costa Rica. En el caso de los aspectos negativos, mediante la utilización de estos insumos estadísticos, es posible mejorar la toma de decisiones para planificar los próximos partidos, así como cambiar los esquemas técnico-tácticos cuando el desarrollo de un partido lo requiera.

Por ello, Sinfut en colaboración con InStat Football buscan darle sentido y uso a las estadísticas que arrojan los partidos de fútbol, de la mano del análisis objetivo fundamentado con datos. Nuestro fin es demostrar mediante cifras, la pasión que nos une, siempre buscando el mejoramiento y rendimiento de la Sele.

X